Conociendo a Felipe Garayar

Conociendo a Felipe Garayar


Nuestro Ingeniero de Proyectos del área eléctrica llegó a Chile hace cuatro años. Felipe es casado, papá de dos varones de 15 y 13 años, se declara fanático de la lectura de ficción y terror, especialmente de Stephen King; en su tiempo libre le gusta disfrutar del tiempo en familia realizando actividades y viendo películas en casa. Sus mejores modelos de esfuerzo y perseverancia han sido sus padres, a quienes admira por su fortaleza y visión.

Este profesional Felipe cuenta con dos posgrados en Gerencia mención Finanzas y Docencia universitaria, y es ingeniero eléctrico de profesión. Durante su vida laboral en el Despacho Nacional de Venezuela, recibió variados cursos de habilidades blandas (manejo de stress, manejo del cambio, inteligencia emocional) “en una época de muchos cambios y situaciones críticas, que me han servido para este proceso de emigrar y volver a empezar”.

“Siempre ha sido complicado responder de donde soy: nací en Lima – Perú y cuando tenía 4 años mi familia emigró a Venezuela, a la zona oriental del país, específicamente a la ciudad de Cumaná, mis estudios universitarios los realicé en Caracas y me quedé viviendo en la capital. Antes de graduarme me nacionalicé venezolano y con el pasar de los años aprendí a querer ese país; posteriormente tuve que emigrar a Chile donde espero llegar a ser chileno jajajajaja”.

Recuerdos de Infancia

El ATARI marcó su niñez. “No me conformaba con jugar, con 12 años quería crear un juego: un día vi un anuncio de una computadora donde podías programar tus juegos, la “ ZX Spectrum”; me la compré y con amigos pasábamos horas tipeando código que conseguíamos en revistas. Esto involucraba tiempo para detectar errores en lo que habíamos programado… pienso que además de desarrollar el autoaprendizaje, esta experiencia me ha ayudado mucho en un mundo que ha tenido un exponencial crecimiento tecnológico.”

En el colegio lo seleccionaron para jugar ajedrez por sus buenas notas llegando  a participar en los torneos inter empresas. “Nunca forme parte de un club de ajedrez y no soy experto, pero me gusta leer libros de ajedrez para mejorar. Me parece un deporte que requiere un gran esfuerzo físico por lo estresante de enfrentarte tu solo contra otra persona en algo en donde la casualidad no influye y es solo tuya la responsabilidad de ganar o perder.”

Llegó a la ingeniería como alternativa.“Era muy bueno programando pero no quería convertir mi hobby en trabajo, quise estudiar electrónica pero terminé estudiando ingeniería eléctrica.”

En nuestro país ha trabajado en memorias de cálculo para diseños de subestaciones, en terreno como jefe de puesta en servicio y en diseño de sistemas de protección y control. “Creo que la experiencia en terreno y los nuevos conocimientos en diseño de protección y control han complementado mucho mi formación como profesional.”

Ingresó a o4u por su experiencia en estudios, que es una área que se está desarrollando en la empresa. Dentro de sus fortalezas destaca su capacidad de autoaprendizaje que “me permite aportar soluciones a los retos técnicos que se plantean.”