Conociendo a Rosaher Farías

Conociendo a Rosaher Farías

Esta mujer no pasa desapercibida, no solo por su carácter alegre, sino por su calidez, profesionalismo y compromiso. Ella es madre de Diego, venezolana, soltera, animalista e ingeniero industrial de la Universidad de Oriente con 18 años de experiencia en Sistemas de Gestión, especialmente en el área de calidad.

Su niñez y juventud estuvieron siempre ligados al mar: Rosaher nació en un pueblo costero al oriente de Venezuela llamado Carúpano y en su época universitaria vivió en Puerto La Cruz donde se enamoró a primera vista de sus hermosas playas, las que pudo disfrutar hasta que emigró a Chile.

“Siempre viví cerca del Mar, siento que es parte de mí y de quien soy; en él me siento en paz y me recarga las energías, por eso siempre que tengo la oportunidad, vuelvo a él”. 

En términos de carácter, reconoce que le cuesta estar en silencio porque creció en una familia numerosa, ruidosa, fiestera y alegre “eso es parte de mí y de quien soy, me cuesta estar en silencio y quienes me conocen pueden dar fe de ello jejejeje”. Rosy aporta toda la alegría a la oficina. A ella le encanta bailar, escuchar música, disfruta de ir a conciertos, al cine y maratonear viendo series, pero destaca que su actividad favorita es cocinar y cocina muy bien!.

Cómo llegó a la ingeniería

Respecto a la elección de sus estudios y a su carrera profesional nos cuenta que no elegió la Ingeniería, sino que la ingeniería la escogió a ella. “De pequeña siempre quise ser médico. De hecho entre a la Universidad por la carrera de medicina pero, por cosas de la vida, terminé estudiando Ingeniería Industrial y en retrospectiva creo que mi personalidad y estructura mental siempre fueron de Ingeniera. Desde que hice mi tesis de grado me incliné por el área de Gestión de la Calidad, soy una perfeccionista, por lo que aprender y desarrollarme en el área documental siempre fue innato para mí”.

Cómo llegó a O4U

Rosy fue contratada a plazo fijo por tres meses en 2018 y ya lleva cinco años. “He crecido y aprendido muchísimo; me dieron la oportunidad de ejercer mi carrera e incursionar en el rubro de la Energía que es tan importante para el desarrollo del país. En O4U encontré valores con los que me identifico, es una empresa donde te reciben con los brazos abiertos, sin distinción de nacionalidad, género o edad y siempre doy gracias a Dios por esta oportunidad”.

Refuerza que trabajar en O4U ha sido una de sus mejores decisiones, porque no sólo ha podido crecer y desarrollarse como profesional y como Líder de área, sino porque aquí encontró una familia y amigos que valora muchísimo “algunos ya no están en la empresa pero el contacto y el cariño siguen intactos”.

“Mi  experiencia trabajando en la Industria petrolera en Venezuela, que cuenta con altos estándares en Sistemas de Gestión, me permitió aportar a O4U ese pensamiento enfocado a los procesos y apuntar en hacer las cosas bien desde el inicio”. Metodología sistemática que se integraba perfectamente con la visión que tuvieron los dueños de la empresa, Eduardo  y Bernardo cuando fundaron O4U.

Liderazgo femenino

Confiesa que ha sido una mujer afortunada durante su trayectoria laboral, pues no ha sentido ningún tipo de sesgo o discriminación directa. Sin embargo, menciona que la corresponsabilidad y la conciliación han sido tema de reflexión. “Mi mayor desafío se presentó cuando fui mamá, al tratar de encontrar el equilibrio entre mi carrera profesional y mi rol de madre. Eso ha sido muy complejo para mí; convivir con ser cabeza de familia y la culpa natural de dejar a mi hijo para ir a trabajar. Eso es algo que me costó mucho al inicio y aún me cuesta. Por eso valoro encontrarme con una empresa empática en ese sentido y que siempre me apoya para pasar tiempo con mi familia, para mí eso no tiene precio”.

Respecto a su rol como Líder del área de Control de Calidad, comenta que “ha sido muy aleccionador para mí, ya que me cuesta un poco ceder el control, soy muy exigente conmigo misma. Tuve la fortuna de encontrar un gran equipo de trabajo (Arianny y Grecia), quienes son unas mujeres fuertes y comprometidas, siempre dispuestas a escuchar, que confían en mí y que me han hecho crecer como Líder.

“Mi mayor desafío es que el área cada día esté más fortalecida, poder incentivar el crecimiento profesional de mi equipo, adquirir nuevas destrezas como Líder y fomentar un agradable ambiente de trabajo, para mí eso es indispensable”, concluye.